Noticias

Revelan más detalles sobre los benchmarks en Xbox One X

snaps-xbox-one-x-about-ign-e3-on-ign-5i-1497215585607

¿Qué demonios es un benchmarcks? Una técnica utilizada para medir el rendimiento de un sistema o componentes del mismo. Xbox One X se hace llamar la consola más poderosa del mundo. El 7 de noviembre comenzarán a salir todas las opiniones publicas del hardware. Mientras tanto algunos medios dedicados a explorar cada simple aspecto de la consola hablan sobre la X.

Ustedes recordarán como hace unos meses Digital Foundry las especificaciones técnicas de lo que se conocía como Project Scorpio en marzo pasado. Microsoft luego re-afirmo muchas de las capacidades en la E3, pero aun queda mucho por verse este año. Nuevamente el mismo medio Eurogamer examina que clase de mejoras pueden tener los juegos en Xbox One X, solo que en este caso hablamos de una demostración de hasta donde es capaz de llegar la consola, sin que los desarrolladores hagan mucho labor.

Como saben, los kits de desarrollo siguen en desarrollo, algunos juegos en desarrollo, pero otros ya fueron lanzados y Digital Foundry dio a conocer algunos de los resultados de pruebas sobre varios juegos. Algunos juegos van a tener un mejor frame-rate, ya sea de Xbox One o Xbox 360. Si bien los nombre de los juegos bajo la prueba no fueron revelados, hay suposiciones al respecto.

¨Por ejemplo, en el título B (casi seguro Forza Motorsport 7) son 13ms en Xbox One y 11ms en Xbox One X. Un frame-time de 11ms se traduciría en 90FPS, pero obviamente el juego estará bloqueado a 60FPS, y sabemos que Turn 10 usará esa potencia sobrante en mejorar los gráficos en la nueva consola.

La presentación afirma que la idea básica del diseño de Xbox One X era mover juegos nativos 1080p con cuatro veces esa resolución, pero en nuestra visita a Redmond Microsoft amplió ese objetivo diciendo que querían que los motores a 900p y 1080p también funcionasen a 2160p. Los datos con estos nueve títulos demuestran que el objetivo de multiplicar por cuatro la resolución se cumple claramente, incluso sin acceder a las nuevas características de la GPU de Xbox One X. Aunque el escalado 900p no muestra la misma mejora, dos de los tres ports que vemos aquí podrían suplir las diferencias con un poco de optimización específica para el hardware¨, dicen desde Eurogamer.

Dos de los tres títulos a 900p probados aquí podrían llegar a 4K; el título A solo tiene una diferencia de 1ms respecto a la Xbox One base, mientras que el título E son 2ms, con los frame-times aumentando entre un cinco y un seis por ciento en ambos casos. Pero, evidentemente, no todos los juegos se escalarán de igual manera. El título D, una aventura en mundo abierto, claramente no conseguirá llegar a las 4K nativas. Curiosamente en el E3 vimos una aventura en mundo abierto, Assassin’s Creed Origins, que funcionaba en Xbox One X con una salida 2160p, pero necesitaba aplicar checkerboard y reescalado dinámico para conseguirlo. Los resultados seguían siendo impresionantes en movimiento, en cualquier caso.

sasaEn otros ejemplos como el caso posible de Gears of War 4 (juego C), la sesión de prueba registró un tiempo de renderizado de 28 milisegundos en Xbox One a 1080p y 26 milisegundos en Xbox One X a 4K. Las diferencias no llegan a ser muchas ya que es un juego lanzado en el mercado. Si bien el juego recibirá a fin de año un parche con texturas de mayor resolución, más polígonos en los objetos y personajes, mayores distancias de dibujado y mejoras en las sombras dinámicas y reflejos, habrá que esperar todavía que llegue el parche una vez que este terminado.

El caso H sería Star Wars Battlefront de 2015. Juego que corre a 720p en la Xbox One base y que no va a funcionar a 4K nativo en Xbox One X. ¨En este caso las métricas sugieren que lo que originalmente era una experiencia a 60FPS oscilaría alrededor de los 38FPS, algo que no sorprende si tenemos en cuenta que implica multiplicar por nueve la resolución. El equipo encargado del Frostbite podría adaptar la estrategia tomada con PS4 Pro en Xbox One X, y basándonos en nuestras pruebas con el material mostrado de Anthem, con las que llegamos a la conclusión de que apostaron por 2160p con checkerboarding en la nueva consola de Microsoft, este parece ser el camino escogido por DICE¨, dicen desde el sitio web.

En la imagen de más abajo, podemos observar el rendimiento de algunos juegos sin nombre. Azul corresponde al rendimiento en Xbox One, en rojo ese mismo juego funcionando en Xbox One X, y en verde la mejora de ese juego porteado a Xbox One X.

benchmarks

De acuerdo con los comentarios del sitio, Microsoft le estará surgiendo a los desarrolladores que utilicen el último XDK para los parches de sus juegos, incluso si no tienen planes para añadir funciones específicas para Xbox One X, ya que así desbloquearían automáticamente los 6TF de potencia de la GPU. Muchos de los juegos existentes de Xbox One usan por defecto una configuración diferente a la de Xbox One X, pero con el último XDK, los desarrolladores serían capaces de conseguir suficiente potencia extra para maximizar los títulos con resolución dinámica y mejorar el filtrado anisotrópico. Aun mejor, la promesa de poder utilizar la potencia extra para tiempos de carga menores no es una idea errónea.

Si bien la explicación de todo esto es extenso, recordamos ver el vídeo si saben ingles o leer el artículo completo de Eurogamer aquí.

 

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com