dead-rising-4-return-to-the-mall-ap
Análisis

Análisis (Xbox One): Dead Rising 4

Llegaron las épocas de paz, las épocas de compartir, los tiempos de pasarla junto a tu familia y amigos, aquel momento en donde una pandemia zombie cambia todos tus planes y ahora no importa nada más que la supervivencia de uno mismo. La Navidad este año se la conoce como una época de sangre, una época de repartir golpes, pasarla con tus amigos o desconocidos tratando de vivir un día más, pero tranquilo que aun podemos disfrutar de algunos regalitos sueltos por ahí ya que ahora se supone que nadie cuida las tiendas o el enorme shopping.

Han pasado 10 años desde que Capcom inicio una saga que para muchos de Xbox ha sido uno de los primeros de Xbox 360 que trataba de sacarle potencial a la consola con cientos de zombies en pantalla al mismo tiempo, la posibilidad de interactuar con casi todo objeto y de fondo una historia que esconde un secreto o una conspiración que parece sacada de alguna película. Todo fue evolucionando con el paso de los años en un intento de explorar más hasta donde llegaría el hardware y hasta que tan ridículos podíamos estar vestidos, y 16 años después en el universo de Dead Rising los hechos vuelven al punto de origen para nosotros y se siente extraño tener una cuarta entrega (Off the Record no cuenta en ninguno tipo de universo paralelo o el nuestro, jamás debió salir a la venta). Pasaron los años, los protagonistas, las historias y más importante aun el estudio desarrollador cambio en un punto.

EL REGRESO DE UN PERIODISTA

Dead Rising 4 es como el intento de hacer una cuarta película de una saga con sus seguidores. Dead Rising 3 fue como un cierre casi perfecto a una trilogía, aunque en verdad nunca fue la intención, pero se sintió que le dio un fin a ciertos misterios, a algunos interrogantes, pero faltaban algunos elementos sorpresa o cameos. Dead Rising 4 vuelve a introducir a Frank West, que tras más de una década y media de los hechos y las conspiraciones de ese pueblo de Colorado, su vida cambio para siempre. West tuvo su última aparición dentro de la línea temporal de la saga en Case West, una continuación de Dead Rising 2, donde unió fuerzas con Chuck Greene. Hoy en día el personaje termina siendo como una especie de tutor para otros jóvenes ambiciosos, y aquellos que solo conozcan su rostro serio y una personalidad muy diferente, habrá que ver cómo reaccionan a mucho sarcasmo, frases un tanto graciosas en momentos adecuados. Frank ha cambiado mucho en algún punto y jamás hemos visto esa transformación. ¿Habrá sido que ha estado al viviendo prácticamente al día con todo el tema del Zombrex y fue una carga psicológica que lo llevo a adoptar otra actitud? ¿Fue una idea de Capcom Vancouver? ¿El tiempo cambia a la gente sin razones? La verdad no tengo idea y mi opinión es algo neutral en este aspecto porque no es el mismo Frank aunque entiendo probablemente en mi cabeza porque tiene ahora esa actitud más indeseable pero de algún modo alguna sonrisa te podría provocar. Hay que aclarar que hasta el actor de doblaje ha cambiado y TJ Rotolo fue uno muy bueno. Yo en mi caso lo jugué con doblaje latinoamericano en un intento de escuchar y comprobar que puede ser mejor que su doblaje original.

image-17
EL USO DE LA CÁMARA VUELVE MEJORADO. ESTA VEZ NO SOLO SERVIRA PARA BUENAS FOTOS, SELFIES GRACIOSAS, SINO PARA UN ESPECIE DE MODO DETECTIVE PARA SACAR PISTAS. UN AÑADIDO QUE NO FUE TAN PROFUNDO, PERO NO TAN MALO. LO MEJOR ES SACARSE SELFIES DEFINITIVAMENTE Y AHORA PODREMOS TENER LAS CAPTURAS EN XBOX SACANDO UN SCREENSHOT CON LA CONSOLA.

Bien, ahora tenemos que hablar un poco del argumento porque solo escucharon de Frank West. Como mencione antes ya han pasado 16 años y todo el mundo ha cambiado como pueden notar si son de seguir la saga. Esta cuarta entrega es quizás el intento de iniciar una nueva serie de historias ya que Dead Rising 3 dio ese cierre dentro de todo bastante bien si sacábamos el final S. La cuarta entrega sin embargo falla en muchos conceptos. No es la ciudad, no es tanto Frank, es que ya no se que más se puede agregar más allá de otra nueva conspiración entre los gobiernos y militares o mercenarios privados que hacen sus experimentos raros y por un accidente interno todo se termina yendo bien al demonio donde los zombies escapan y en pleno Black Friday la gente se puso violenta y termina con miles de infectados al momento que todos intentan golpearse por la última novedad electrónica o por un peluche. Ya saben cómo son en Estados Unidos en esas épocas. La historia no aporta mucho, los personajes y villanos están muy por debajo de lo que podes esperar y son desaprovechados y algunos giros argumentales no terminan tan mal con tal de traer alguna sorpresa. En entregas pasadas se centraban lo suficiente en toda clase de personajes para aunque sea brindar un momento entretenido, en especial los diferentes psicópatas que ahora fueron reemplazados por algunos personajes locos un tanto llamativos, pero sin cinemáticas, sin mucha historia de fondo y son solo un enemigo más dentro del juego.

HEMOS VUELTO A WILLAMETTE

En el primer juego solo tuvimos la oportunidad de explorar en gran parte el gigantesco shopping de la ciudad y los desarrolladores pensaron en que era mejor para esta oportunidad salir a la calle y ver como las cosas cambiaron después de 16 años de que aquel acto que mato a decenas de miles. Curiosamente lo que fue el centro de juego del primer Dead Rising pasa a ser simplemente un agregado que podremos visitar cuando queramos porque la acción estará afuera en la ciudad con personas desesperadas por ser salvadas y muchos enemigos que llegaron al borde de la locura y pese a solo tener una cámara en mano, un objeto en otra y una vestimenta fuera de lo regular ya nos quieren matar. Gente mala.

El mapa será casi abierto a explorar todos los rincones, con la posibilidad de entrar en muchas casas y más aun en tiendas que ahora son un regalo totalmente gratuito ya que sus dueños no se encuentran presentes, aunque el shopping seguirá siendo uno de los centros de diversión más importantes si decidimos directamente apostar por quedarnos allí y no seguir el modo historia. Antes de entrar totalmente en el concepto de jugabilidad hay que remarcar que el juego sigue tomando varios buenos conceptos del tercer juego con un mapa casi libre de tiempos de carga y en Dead Rising 4 apenas los vamos a notar siendo un logro técnico bastante destacado para juegos de mundo abierto. No se puede olvidar que estamos frente a una experiencia igual de fluida, pero de todos modos he notado algunos bugs y problemas gráficos como escenarios vacíos o transparentes en algunas zonas, u objetos que pueden atravesarse como si nada. Eso solo me ha pasado un par de veces sin embargo pienso que a nivel técnico cumple y no repite los errores del pasado con momentos que se congelaban de manera constante, un mal tratado de las sombras y algunas físicas trabajadas a medias.

 

 

Hablando del pasado, Dead Rising 4 es un juego que se olvida por completo de ello pasando a apostar por nuevas ideas como decían desde Capcom, y lo peor de todo es que los conceptos quedaron bastante regulares en su intento de ¨innovar¨. La base de Dead Rising es usar las vestimentas que queramos, usar las armas que queramos, divertirnos…. Ahí vamos bien con esta entrega, y aunque sea un buen juego para matar zombies de las formas más sanguinarias posiblemente inventadas por el hombre, el juego no les pisa los talones a sus antecesores ignorando muchos conceptos y desaprovechando las cosas. Hay buenas ideas, eso no fue el problema. El resultado final es lo que termino siendo medio inconcluso llegando al punto de que estamos jugando algo que no es enteramente Dead Rising y que los fans pueden no gustarles del todo si tenían muchos más motivos dejando de lado el exterminio de los no muertos.

Un cambio muy importante es el tratamiento de supervivientes. Cada sección de la ciudad cuenta con un refugio que alberga a varios de ellos, y allí mismo tendremos acceso a puntos de viaje rápido. Algunas comerciantes para comprar armas, alimentos, planos, vehículos y hasta mapas con objetos coleccionables. Las misiones secundarias se nos seguirán asignando por medio de llamados, pero no abundarán en números como en pasadas entregas. Lo que si, si rescatas a varios supervivientes en cada zona podrás subir el nivel de tu refugio local para desbloquear nuevos artículos a la venta.

LA FÁCIL MISIÓN DE MATAR ZOMBIES

Lamentablemente si esperas que el juego sea difícil, tenemos malas noticias. Dead Rising 3 ya era fácil si sabias como jugarlo, pero al menos nos daban las opciones de jugar con las viejas reglas, algunas opciones personalizadas, y eso la verdad es lo que hubiera sido lo correcto. La verdad que el juego no será ninguna clase de desafío por más cantidad de zombies que tengas en frente. Creo que el mayor error de todos fue lograr que subir de nivel y desbloquear nuevas habilidades o mejoras sea muy sencillo de lograr, y sumando que hasta en los niveles más bajos ya podes desbloquear una mejora de aumento de durabilidad para las armas cuerpo a cuerpo, las cosas pueden volverse muy sencillas más rápido por un desequilibrio. Claro que tenemos la opción de no gastar los puntos de habilidad o aprovechar otros beneficios de nuestra extensa lista de mejoras. Matar zombies jamás fue más fácil y matar humanos tampoco, aunque admito que algunos pequeños jefes o jefes finales en algunos casos nos pueden ser un pequeño desafío si no vamos con cuidado, no esperes nada complicado como en los viejos Dead Rising donde sufrías demasiado si no estabas listo.

No se preocupen que al menos las armas y vehículos que podremos crear a base de los planos que encontremos nos haga olvidar todo por unos momentos. Una buena cantidad de locas combinaciones que podremos conseguir si tenemos los materiales o coches ideales. Algo que me ha gustado es que en nuestro inventario podremos guardar objetos para después combinarlos cuando se quiera. La interfaz es otro punto a favor siendo mucho más clara de nuestra vida, cantidad de energía o resistencia de varios elementos y con opciones más rápidas si deseamos cambiar de una arma a otra, incluso cuando queremos explorar todo lo que llevamos a mano el juego se detendrá unos segundos manteniendo uno de los botones de la cruceta y con LB y RB cambiando el tipo de arma. No tendremos que estar tanto a las apuradas para cambiar de arma y de mi parte me agrada que algunos comandos y opciones (apretando la cruceta abajo nos podremos curar si tenemos algún botiquín o alimento y eso es una ranura aparte de nuestros objetos) también se hayan vuelto mucho más accesibles cambiando el sistema de tener que cambiar entre nuestro inventario limitado sin un descanso en el medio en casos de emergencia. A la hora de buscar recursos se abren nuevas opciones y aunque los negocios sean la principal fuente de nuestra materia prima para buscar armas y alimentos, también podríamos prestar atención a los coches que siempre puede haber algo en su baúl, por ejemplo.

image-16
LOS EXO-TRAJES SON UNA DE LAS MEJORES INTRODUCCIONES SIENDO UN ARMA LETAL DE COMBATE PARA TODO AQUEL QUE NOS MIRE FEO. CIERTOS OBJETOS PESADOS Y ARMAS DEPENDEN DE ESTE TRAJE PARA PODER USARLOS. COMO AÑADIDO MÁS GENIAL PODREMOS TENER ARMAS MUY EXTRAÑAS Y DESTRUCTIVAS. ¡FELIZ NAVIDAD!

La IA y los enemigos siempre han sido un punto importante en Dead Rising. En la cuarta entrega… bueno, al menos hay algo que matar. La inteligencia artificial tiene algunos errores pequeños, pero ya mencione algunas de las causas porque se vuelve fácil el juego en mi opinión. El otro punto negativo es que los enemigos parecen casi todos uno más del montón, a excepción de algunos. Desde Dead Rising 2 se empezaron a introducir algunos zombies un tanto diferentes y en la tercera entrega fue otro punto más notable con zombies más resistentes, más letales y más feos. DR 4 no introduce mucha variedad de enemigos, aunque destacan soldados con exo-trajes o zombies mucho más veloces (e inteligentes) y da más presencia a los humanos aunque no diferencia mucho de aquel grupo de motociclistas que nos tenía rencor en Dead Rising 3. Hubiera estado bueno seguir evolucionando el concepto con infectados más variados y que puedan reaccionar mucho mejor. Aun sigo rescatando que por ejemplo en su antecesor se colgaban de los coches y rompían las ventanas del conductor para atacarnos. Le hizo falta esos elementos porque también ya que los pienso los vehículos son mucho más resistentes de lo que aparentan.

¿Y EL MULTIJUGADOR?

Sin límites de tiempo en el modo historia, todos los esfuerzos por obligarnos a ser rápidos terminan en el cooperativo multijugador. Esta vez tendremos algo diferente a la campaña que estábamos empezando a acostumbrarnos desde la salida del segundo juego de la saga, y todo termina en un cooperativo que no agrega nada de nada, pero para los cazadores de logros si añade un valor rejugable porque deberán completar desafíos varias veces para desbloquear ciertos logros.

En el cooperativo multijugador, hasta cuatro jugadores por sesión deberán cumplir varios objetivos a lo largo de los escenarios conocidos del juego y controlaremos a cuarto personajes diferentes con una virtud especial que los destaca, como el uso mejorado de un arma o algo por el estilo. Aquí también tendremos un árbol de habilidades y niveles de rango separados de la campaña, aunque mucho más extenso. No son misiones muy extensas, pero si son misiones con límites de tiempo siempre tal como los viejos seguidores como yo pueden recordarlo. Lo bueno es que no parecen ser servidores muy inestables, encuentra partida rápido y hasta podemos formar nuestras propias sesiones con amigos. Lo malo es que no hay demasiada gente jugando y sus contenidos no aportan demasiado a la experiencia. Aunque el multijugador nunca fue un punto fuerte, si un agregado que se intento destacar desde funciones como la campaña cooperativa que me la pase muchas veces jugando o Terror is Reality (disponible en Dead Rising 2) poniendo un lado competitivo al juego.

 

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com