Análisis 31/10/2016 por Sebastian Castroman

Análisis (DLC) – Dark Souls III: Ashes of Ariandel

Después de derrotar al corrompido sabio de cristal, el campeón puede continuar su travesía. Sabe que no habrá descanso alguno, conoce de antemano que las historias de los grandes y legendarios guerreros, venciendo al enemigo y durmiendo en la gloria, solo son eso, historias de antaño. Su cuerpo maldito, solo acrecienta su agotamiento, los músculos duelen por los cortes y golpes, siente que pesa cada vez más a causa del abismo oscuro que de a poco se revela dentro de su marchita alma.

Aun así sabe que no se debe detener, el tiempo corre y el mundo se desmorona. El camino luego del sabio, no es para nada, alentador: huecos anhelantes de una brasa propia, intentan apoderarse de la casi extinta que posee el campeón. Bestias, a veces mitad humanos y a veces ni mitad parecida a lo que ah visto en su vida y luego de su muerte, claman por su sangre, otras veces son guerreros poderosos que perdieron todo rastro de humanidad quienes quieren arrebatarle su alma. El pelea, feroz, exausto, a punto de dejar caer sus armas, pero no se detiene, no se rinde. Son muchas las veces que se pierde en las laberínticas ruinas y bosques oscuros, pero el destino o el capricho de algún dios lo devuelven al camino “correcto”, al camino del maldito.

En la asfixiante oscuridad de un cementerio, el campeón divisa una capilla. Esperanzado con unos instantes de paz, entra en busca de resguardo, pidiendo a quien sea la deidad reinante, no existan horrores peores que los de afuera. Dentro hay paz y luz tenue, casi al punto de parecer pertenecer a otro mundo. Junto al altar, un anciano tan viejo como los objetos en la capilla, reza a la madre de los olvidados, Ariandel, tal es el nombre que invoca. Reconoce al campeón de la ceniza y ruega por su ayuda. El campeón no dejó su humanidad aun y se compadece de la pobre alma, acepta ayudar, y sea por una trampa del anciano, o porque los tirantes hilos del destino le tienen otro propósito preparado, es empujado a un mundo, hasta ahora desconocido por él. No tarda el campeón a pesar de su cansancio, en tomar sus armas y salir al encuentro de este incierto lugar, porque muy dentro de él, sabe que así está escrito, que ese, es su destino.

dark_souls_3_first_dlc-5

From Software cumple con lo prometido y el día 25 de octubre nos trajo otra pizca de condimento para esta excelente (y criticada) saga, permitiéndonos, como siempre, explorar nuevos mundos y enfrentar nuevos males. Estamos hablando nada más y nada menos que de la primera expansión de Dark Souls III: Ashes of Ariandel que no solo nos trae nuevas historias, sino que también, nos trae una modalidad online de juego que era bastante esperada.

Como es habitual en los DLCS de la saga, no son extras para rellenar el vacío que nos deja el juego, ya que, como nos prometió Hidetaka Miyazaki en todas las sagas, todo Dark Souls tendría una experiencia completa sin necesidad de expansiones. Entonces, ¿de qué se trata? Se preguntaran muchos que no están familiarizados con la saga, pues bien, las expansiones de la saga Souls, se encargan de enriquecer el mundo sin necesidad de se vean afectados los sucesos dentro de la línea original, o más bien, de invitarnos a revivir épocas de gloria o desastre e incluso de participar en sucesos de los cuales solo conocemos por recopilar datos clásicos, como los que encontramos al explorar armas, armaduras y otra gran cantidad de objetos, de los cuales obtenemos textos segmentados de grandes o pequeños sucesos o personajes. En pocas palabras, podríamos decir, que Dark Souls, sería como una película completa y que sus expansiones, serian como sub series de la misma, para que conozcamos más a fondo personajes y lugares.

Como un muy buen ejemplo podríamos evocar al único DLC de primer juego Artorias of the Abyss, donde viajamos en el tiempo, para enfrentar la oscuridad y el mal que corrompieron al caballero de Artorias, caballero del cual solo tenemos pequeños datos recopilados y un vinculo total con el lobo guardian Silf, a quien tenemos que enfrentar en el presente (no contenido descargable) para seguir con la historia del juego.

dark_souls_3_first_dlc-2

Ashes of Ariandel nos presenta en esta ocasión algo que nos va a parecer a los veteranos de la saga, un tanto familiar y bastante vinculado con el mundo pintado de Ariamis, ya que reincidimos a entrar en un mudo que en realidad está pintado y donde alguien es el regente. En el mundo de Ariamis, entrabamos a un mundo, el cual era regido por un demonio que quería vivir como los seres humanos, y de ahí el motivo de la pintura. Podíamos interactuar con Ariamis o directamente caer en enfrentamiento, la elección era nuestra. En Ashes of Arandiel nuestra tarea es entrar a un mundo pintado como portador de la ceniza, para destruir un cuadro que se está pudriendo y así terminar con el sufrimiento de los seres olvidados que viven en el.

Nada más empezar, nos vamos a encontrar en un mundo donde predomina la nieve, con bosques congelados inundados de momentáneo silencio, en este punto vamos a notar que el empeño estético es impecable y muy bien cuidado. Los caminos se dividen en varios mas, aun así, no nos separan mucho del camino original, podremos investigar pequeños pueblos con casas amontonadas y derruidas donde viven seres atormentados, que parecen inofensivos, pero no confiarse es la mejor opción, tenemos lugares profundos a investigar, muy iluminados, y alguna que otra estructura a gran escala como lo podrían ser capillas y monasterios.Haciendo vista panorámica, se pueden ver lugares y que nos parecerán imponentes y laberinticos a simple vista, pero cuando llegamos a la zona en cuestión, veremos, que mucho es lo que nos hizo creer lo observado y resulta ser más accesible. En líneas generales, fácilmente encontraremos similitudes con lugares que ya recorrimos en algún otro momento, y no es de extrañarse, ya que es un mundo pintado que podría tener conexión con el mundo del que viene nuestro personaje, o mejor dicho, conexión con las experiencias y conocimientos de quien pintó el lienzo, por ejemplo, veremos que la zona de pueblos puede tener parecido con zonas del juego original, pero con el distintivo de la podredumbre y el deterioro el cual está pasando el lienzo,  y que una zona en especial nos recordara a el guardián Silf.

Lamentablemente no contaremos con muchos accesos secretos, ni pasajes laberinticos en los cuales perder horas, sino que contrariamente, el juego nos guía bastante más de lo que estamos acostumbrados, no exactamente siendo lineal, pero podemos decir que fuera de los enemigos, el mapa no es para nada complicado de memorizar.Un punto interesante es que en los exteriores,nuestra visibilidad será afectada en escala preocupante, y donde los enemigos aprovecharan para arrinconarnos de ser posible. Para tal fin, estarán los soldados huecos y lobos (los cuales en comportamiento, nos recordaran a los perros normales del juego) que atacaran en manadas de cantidades generosas, arboles que no son arboles, sino que contrario a eso, son mas enemigos,  un consejo, nunca dejen de moverse, y nunca crean tener la espalda cubierta y segura.

dark_souls_3_first_dlc-1

En este punto debemos comenzar a tocar el punto de los enemigos, si bien ya mencionamos varios, no son los únicos, fuera de los huecos, lobos, arboles embrujados, tenemos también los clásicos guerreros de peso completo (nos recordaran a vikingos) usuarios de hachas de mandoble o martillos que pondrán a prueba nuestra línea de defensa cuerpo a cuerpo, y serán acompañados por pares, que estarán dispuestos a mandarnos saludos mediante arcos imponentes, los cuales, como plus, cada flecha, contienen , no solo daño preocupante, sino que explotan al tiempo de impactar. Como si esto no fuese ya un poco molesto, tales guerreros se pasean en ciertas zonas, junto a lobos como compañía. Para contrastar con la lentitud de estos “tanques” el juego compensara nuestra mínima posibilidad de escapar corriendo, poniéndonos en ciertos sectores, enemigos de largas extremidades, con rostros de aves, que nos darán la sensación de parecer lentos y torpes, pero que al entrar en combate, causaran estragos a una velocidad increíble, usando trucos dignos de los asesinos, como dagas secretas o secuencias de ataques desequilibrantes con gran rango de alcance. Buscar una estrategia correcta o tratar de esquivar y escapar, puede o no evitar una muerte relámpago de nuestro campeón, es cuestión de cómo este preparado nuestro personaje y el equipo que tenga puesto. Como en toda putrefacción, las moscas estarán presentes, pero no solo estarán para hacernos sentir asco, sino que serán enemigas de gran tamaño, las cuales pueden causar hemorragias interminables, y atacar en grandes cantidades, mi sugerencia siempre con todos los enemigos, es analizar el campo de batalla detenidamente para no llevarnos sorpresas que nos cuesten la vida y las almas acumuladas.

En cuestión de novedades en cuanto armamento y hechizos, no veremos muchas cosas de interés en esta entrega, armas pesadas con similitudes a algunas que ya teníamos, alguna piromancia, y otro tanto hechizo, alguna armadura de NPC que no traerá mucho cambio a nuestra vida. Quien puede correr con más suerte en este punto, será el usuario de armas rápidas, obtendremos, garras que se pueden usar dobles, y que como ataque especial, crea una secuencia de ataques a gran velocidad, que para un PVP puede crear estragos, un estoque que tiene un plus de lanzar dagas cual asesino cuervo. También encontraremos una espada, que viene acompañada de un escudo, que ocupa solo un espacio en nuestro inventario, y crea un golpe con el escudo bastante interesante pero que aun no puse a prueba.

En cuanto a los bosses, creo que este es el punto más flojo de la expansión, y si bien los hay, son pocos y prácticamente opcionales, queriendo decir que no se interpondrán en nuestro camino a terminar el DLC. Es más, para enfrentarnos a ellos, deberemos investigar ciertas zonas del mapa, y recomiendo hacerlo porque si lo analizamos bien podríamos llegar al final del DLC en muy poco tiempo. Sinceramente es una pena porque uno de ello  es digno de ser el guardián de la antesala del jefe de este mundo. Y ya que nombramos al jefe del mundo, en este punto me tengo que sacar el sombrero. Si la experiencia del juego no los puede llegar a convencer del todo hasta este punto, les aseguro que el jefe final (y único obligatorio) nos acomodara las ideas. La dificultad que nos va a presentar este ser, es totalmente digna del clásico “prepare to die” al que nos tienen acostumbrados, los directores de la saga, brindándonos un enemigo, duro de roer, con altas cantidades de daño mágico-físico, y que resistirá a morir de una forma decidida, cual fénix, se volverá cada vez más poderoso. Recomiendo mediante experiencia propia y la de varias fuentes a las que acudimos, estar sobre el nivel 80 para que la experiencia de juego sea aceptable, sino, la dificultad nos hará fastidiar de sobremanera.

Como ya les mencionamos en un principio, vamos a contar con una modalidad que ya vimos en entregas anteriores, y es el clásico PVP online, el cual nos brindara nuevas opciones de combate, pudiendo crear partidas de equipo de hasta 3 vs 3, 2 vs 2, 1 vs 1, muertes por tiempo, y el amado y requerido “free for all” de hasta 6 participantes. Para acceder a él, deberemos enfrentar a uno de los bosses opcionales del juego, obtener sus cenizas y quemarlas en el santuario del enlace de fuego, y desde ahí, entrar a las partidas.

  • Xavier Leon Denis

    Muy buena reseña seba me encanto canijo

A %d blogueros les gusta esto: